PUERTO IGUAZU: Una balsa más para cruzar a Paraguay PDF Imprimir E-mail

• Piden que el puerto opere los fines de semana para disminuir el tránsito sobre el Tancredo Neves • Insisten por un puente •

En aproximadamente veinte días más estará terminada una nueva balsa para que opere entre esta ciudad y Presidente Franco (Paraguay) para fortalecer el servicio y mitigar así parcialmente la cantidad de vehículos que cruzan la frontera a través del puente internacional Tancredo Neves. Paralelamente, un sector del empresariado local brega por la apertura del puerto los fines de semana  con el fin de agilizar el tráfico sobre el viaducto que une Iguazú con Foz (Brasil) y estrechar vínculos con la vecina orilla guaraní.

Históricamente los habitantes de Puerto Iguazú reclamaron a los gobernantes de turno un puente que los una con la orilla paraguaya. Entienden que actualmente deben pedir “permiso a los brasileños” para llegar hasta Paraguay a través del puente de la Amistad, sobre el cual -además de pesar los años- ya resulta estrecho dado el infinito tráfico de pedestres, automóviles, camiones, autobuses y motos.  

La unión física entre Foz de Iguazú y su vecina Ciudad del Este se convirtió en los últimos años en una de las puertas principales para el flujo económico que mantienen ambos países. La única alternativa tanto para argentinos como paraguayos para evitar esa ruta es a través de la balsa que opera de lunes a viernes entre los puertos de Iguazú y el de la localidad de Presidente Franco.  

Los concejos deliberantes de ambas ciudades incluso aprobaron ordenanzas que autorizan la creación de una línea de colectivos urbanos que cruce con la balsa, servicio que aún no se presta por cuestiones técnicas y de operatividad. 

Con colectivo incluido

Una vez que la empresa franqueña Urunaga tenga lista su nueva balsa, se iniciarán los trámites para que pueda operar entre ambas márgenes. La nueva unidad será de dos pisos y tendrá además un espacio especial para los autobuses y remontar así la vieja idea de una línea urbana internacional.

La idea es impulsada por la Cámara de Comercio de Iguazú. Desde allí, su titular Elías Prituluk adelantó que “se hace necesario contar con una balsa más y que nuestro puerto sea operable los fines de semana pero nos encontramos con los costos del servicio, ya que no solo se trata de que haya una balsa, sino de una cantidad de gastos que significa que el puerto opere los sábados y domingos”, por eso se estudia la posibilidad de aumentar en uno o dos pesos el costo del servicio -que actualmente se ubica en $25 por vehículo y $17 por persona- para prorratear los costos. 

Desde diversos sectores económicos y sociales de Iguazú y Presidente Franco sostienen que aumentar el flujo a través del río no solo reforzará sus vínculos, sino que además mejoraría la cantidad de usuarios entre ambas márgenes y así dar pelea por la construcción de un puente, del que mucho se habló pero nunca se movió una sola piedra para su construcción. Con la esperanza de la edificación de un viaducto, varias arterias de la ciudad paraguaya ya fueron reformuladas para  dejar un camino abierto que termine, en un futuro, en la costa argentina.

Fuente: Primera Edicion

Última actualización el Jueves, 07 de Abril de 2011 15:16
 


AddThis Social Bookmark Button
Banner